Los desafío de distribuir el “vital líquido” de la sociedad moderna

Transporte Gottig SRL: confiabilidad y respeto al medio ambiente

Cuarenta años distribuyendo combustible líquido para Argentina


Personal de Transporte Gottig SRL y bomberos voluntarios en simulacro de incendio y accidente

El consumo de combustible se ha convertido en una de las necesidades básicas de la modernidad. Imaginarnos un mundo sin vehículos, sin aviones, sin barcos, es imposible. La distribución de alimentos, de materias primas, el transporte público, inclusive la generación de energía eléctrica depende del acceso al combustible líquido. Para nuestra sociedad, el “aqua vitae” ha dejado de ser el H2O y ha pasado a ser la nafta, el diesel y la gasolina. Y aunque todas las naciones del mundo devoran cantidades inconmensurables de combustible líquido, algunas por su extensión y topografía, se destacan de las demás.

Argentina es un buen ejemplo de este último grupo de naciones sedientas de gasolina, diesel y nafta. La nación austral cuenta con unos impresionantes 2,780,400 km2 de extensión, lo que la ubica en el octavo lugar de los territorios más grandes del mundo. Tamaña masa de ciudades, pueblos y caseríos requiere, por fuerza, de un suministro monumental de combustible líquido para satisfacer sus necesidades de comunicación y transporte terrestre. Según cifras del 2014, en un solo año, Argentina consumió 14.868 millones de litros de combustible. Este océano se dividió en unos 7.769 millones de litros de gasoil y 7.100 de naftas, un mix muy diferenciado de épocas anteriores en el que el diesel marcaba el ritmo de la demanda.

Un riesgo controlado, un medio ambiente resguardado


Sin embargo, a diferencia de la inocente agua, el transporte de combustible líquido encierra peligros considerables tanto para la ciudadanía como para el medio ambiente. Un accidente con un camión cisterna que se derrame en plena vía pública puede fácilmente causar una tragedia. No solamente medioambiental sino también humana: el combustible líquido es uno de los materiales más inflamables y peligrosos que existen.

Por ello, el poder transportar este preciado bien con seguridad y eficiencia es clave para el desarrollo de cualquier nación. Una enorme responsabilidad que Transporte Gottig SRL ha asumido en Argentina, desarrollándose en los últimos cuarenta años como un referente del transporte de combustible líquido.

Creada por Marcelo Gottig, Transporte Gottig SRL distribuye gasolina, nafta y diesel a las provincias argentinas de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, y ocasionalmente San Luis y sur. Un espectro territorial admirable que hace de esta empresa un referente internacional en el transporte de materiales peligrosos e inflamables.

Precisamente la dedicación de Transporte Gottig SRL se ha visto recompensada por la confianza. Una confianza que les ha permitido llevar, con destacable eficiencia, las cargas de importantes industrias petroquímicas como Petrobras (PESA) y Oil Combustibles.

Una eficiencia que va acompañada y garantizada por una política corporativa basada en la seguridad, la salud, la mejora de la Calidad y la protección del medio ambiente, expresada a través de tres líneas comunicacionales por parte de Transporte Gottig SRL: Generar compromiso con el cuidado del medio ambiente dentro de la Empresa y con el entorno, fomentar el uso racional de recursos reduciendo, reutilizando y/o reciclando y concientizar a través de acciones que privilegien el desarrollo sostenible. Transporte Gottig SRL ha gestionado una de las áreas más delicadas del mundo del transporte dentro de un marco de Gestión de la Calidad Total, cumpliendo con la normativa legal, certificándose con los estándares internacionales ISO 9001 y orientando sus operaciones del día a día hacia el ahorro, la eficiencia y la excelencia.

Es precisamente este nivel de excelencia y eficiencia, con un registro de transporte efectivo impecable, el que ha llamado la atención al jurado de BID para nominar a Transporte Gottig SRL como una de las empresas líderes en la Cultura de la Calidad, siendo por tanto candidata a recibir el galardón BID Quality Award en el Congreso Internacional a la Calidad en Ginebra 2016.

© 2016 J. Zamora / Raul Mena

SOBRE BID Y EL PREMIO CENTURY INTERNATIONAL QUALITY ERA:


BID es una organización privada e independiente fundada en 1984, cuya actividad primaria es la comunicación empresarial orientada hacia la calidad, la excelencia y la innovación en la gestión empresarial. Como líder de la difusión de la cultura de la calidad, BID reconoce a esas empresas y organizaciones que dirigen las actividades más importantes en el mundo de los negocios y es considerada la organización fundadora de la difusión de la cultura de la calidad, la excelencia y la innovación en 179 países. Este trofeo simboliza un compromiso con los principios de la calidad. El modelo de gestión QC100 Total Quality Management, junto con el programa Quality Mix, cubren en los medios de comunicación lo ocurrido durante la convención y su impacto en la comunidad y el sector empresarial, creando una plataforma inigualable para la mejora continua dentro de la organización y un reconocimiento de los logros de la empresa a nivel internacional. Los premios se entregan a aquellos que están comprometidos con la mejora de la cultura de la calidad basada en los principios del modelo QC100 Total Quality Management. Los candidatos son propuestos por líderes de empresas que han sido anteriormente galardonadas y que consideran merecedores de este premio. También pueden resultar nominados los candidatos que tengan méritos especiales. El Comité de Selección del Premio Internacional BID a la Calidad elige entre ellos a las empresas ganadoras que reciben el premio en Nueva York, París, Ginebra, Fráncfort, Madrid y Londres.