Entendiendo las telas como herramientas de trabajo e instrumentos tecnológicos

Texpac: Referente internacional de excelencia e innovación en los textiles

Una firma ecuatoriana que atiende las necesidades de sectores ultra especializados


Ing. Bruno Luzuriaga, Administrador de Texpac en la Convención IQC 2016 de Londres. © 2016 Dave V / Ramen

Los lobos nacen con pelo, las tortugas con caparazón, los humanos no tenemos más que nuestra frágil piel. En un sentido bastante estricto, sin la ropa, nosotros somos la especie más desnuda que existe. No tenemos protección ninguna contra los elementos, ni contra las asperezas de piedras, rocas o ramas, para no hablar de que nuestros cuerpos están muy mal adaptados para soportar los rigores de garras, cuernos y colmillos. La ropa es para los humanos un elemento esencial de su supervivencia. Sin vestimenta moriríamos.

Por ello, desde nuestros orígenes hemos tenido la necesidad de innovar, de crear mejores y más resistentes telas y tejidos que puedan atender mejor las necesidades de actividades específicas. Decía Herodoto, aunque no con estas palabras exactas, que la vestimenta y la moda son una medida de la civilización. Del avance tecnológico y del nivel de refinamiento de una determinada cultura. Y no se equivocó.

Lo que hace doscientos años era impensable hoy en día es posible gracias a los avances en los tejidos: ¿Escalar el Everest sin morir congelado? Es posible gracias a las prendas térmicas. ¿Sumergirnos en las profundidades oceánicas? Es posible gracias al neopreno. ¿Sobrevivir a un disparo? Es posible gracias a las prendas de blindaje militar. La importancia de la vestimenta es tan grande, que uno de los primeros problemas que debe solucionar la NASA para poder hacer viable la colonización del espacio es crear un tipo de vestimenta que sea capaz de “auto-limpiarse” de esterilizarse y eliminar las bacterias nocivas para el cuerpo humano con un mínimo de lavado, amén de ser a la misma vez térmica, ultra resistente y ultra ligera.

Y no es solamente en Marte que requerimos innovación, por el contrario en nuestra vida cotidiana dependemos en un grado increíble de la calidad de nuestras vestimentas. Un desafío que han asumido empresas como la ecuatoriana Texpac, comprometida con producir prendas de altísima calidad para surtir todas las necesidades del mercado latinoamericano.

Ing. Bruno Luzuriaga (centro), Administrador de Texpac recibe el Premio International Quality Crown en Londres de manos de Jose E. Prieto (centro-izquierda), President & CEO de BID; Dr. Devin Savage (izquierda), Head of Quality Research; Norman Ingle (centro-derecha), President of the Quality Mix, y el Dr. Alfonso C. Casal (derecha), Scientific Director of BID Group One. © 2016 Dave V / Ramen


Tecnología de punta para sectores élite


Texpac es una empresa textil de Ecuador que produce sus propios diseños y líneas de ropa especializadas. Atendiendo los mercados deportivo, militar, profesional, médico, corporativo, de diario e inclusive una línea dedicada a las últimas tendencias en la moda, Texpac está destacando a nivel internacional por su excelencia, su compromiso con la calidad y su dedicación a certificar sus productos y ofrecer tecnología de punta en cada una de sus creaciones.

Bajo los nombres de Force-Tex, Travel-Tex, Medi-Tex, Corp-Tex, Fashion-Tex, Sport-Tex y Car-Tex entre otros, esta firma produce telas y vestimentas de la más alta calidad. Con telas que son repelentes de mosquitos, impermeables o repelentes a fluidos, de alta solidez, retardantes de llamas, antiestáticas, antibacteriales, con filtro UV y con sistemas de refrigeración, algunas de las prendas de Texpac, en especial su línea militar, son verdaderos portentos de la tecnología moderna en textiles, ofreciendo al mercado ecuatoriano lo mejor y más puntero que en textiles se está manejando en el resto del mundo.

Uno de los grandes logros de esta empresa ecuatoriana es poder producir telas específicas para sector que posee una alta demanda de atributos particulares, como lo es el sector médico, el militar y el automovilístico. Destaca precisamente en este rubro el automovilístico, cubierto por Texpac con su línea Car-Tex, que ofrece soluciones en materia textil para las grandes ensambladoras de vehículos así como para las marcas más reconocidas del sector automotriz a nivel mundial.

Por su compromiso con la calidad de sus productos, por mantener los más altos estándares de excelencia, por ofrecer soluciones específicas para cumplir con las necesidades de sectores ultra especializados, pero sobre todo, por su innovación y su apuesta por las más modernas tecnologías, Business Initiative Directions desea otorgar el galardón BID International Quality Award 2016 a la firma ecuatoriana Texpac, como ejemplo y referente de la mejora continua y la búsqueda incansable de la excelencia.

SOBRE BID Y EL PREMIO INTERNATIONAL QUALITY CROWN:


BID es una organización privada e independiente fundada en 1984, cuya actividad primaria es la comunicación empresarial orientada hacia la calidad, la excelencia y la innovación en la gestión empresarial. Como líder de la difusión de la cultura de la calidad, BID reconoce a esas empresas y organizaciones que dirigen las actividades más importantes en el mundo de los negocios y es considerada la organización fundadora de la difusión de la cultura de la calidad, la excelencia y la innovación en 179 países. Este trofeo simboliza un compromiso con los principios de la calidad. El modelo de gestión QC100 Total Quality Management, junto con el programa Quality Mix, cubren en los medios de comunicación lo ocurrido durante la convención y su impacto en la comunidad y el sector empresarial, creando una plataforma inigualable para la mejora continua dentro de la organización y un reconocimiento de los logros de la empresa a nivel internacional. Los premios se entregan a aquellos que están comprometidos con la mejora de la cultura de la calidad basada en los principios del modelo QC100 Total Quality Management. Los candidatos son propuestos por líderes de empresas que han sido anteriormente galardonadas y que consideran merecedores de este premio. También pueden resultar nominados los candidatos que tengan méritos especiales. El Comité de Selección del Premio Internacional BID a la Calidad elige entre ellos a las empresas ganadoras que reciben el premio en Nueva York, París, Ginebra, Fráncfort, Madrid y Londres.