La vital importancia de viajar en una sociedad donde el conocimiento se ha globalizado

Mente Argentina convierte a Buenos Aires en destino para el turismo académico

Cursos universitarios y aprendizaje del castellano son demandados por estudiantes de todo el mundo



El conocimiento siempre ha sido la ventaja definitiva para los seres humanos. El obtener información privilegiada, actualizada o especializada ha sido en muchos casos la diferencia entre la victoria o la derrota, entre el triunfo o el fracaso.

Pero en este momento, en plena sociedad de la información, el acceso al conocimiento se vuelto si cabe aún más crucial, obtener la información más actualizada sobre un tema en determinado ha dejado de ser un bono, para transformarse en una necesidad.

Y obtener la información más actualizada, en nuestro mundo globalizado, implica el tener datos de primera mano de otras latitudes y otras culturas. Viajar, educarse y volver a viajar, era importante ya en los años de Herodoto durante la Grecia clásica, pero ahora es crucial.

Tan crucial es que los gobiernos europeos lo han asumido como una necesidad básica, creando programas de educación vía trasbordo de estudiantes como el programa Erasmus. Esta iniciativa tiene presupuestado para el 2016 más de 800 millones de euros en ayudas económicas para permitir a estudiantes de 34 países migrar de su nación de origen a universidades de otras latitudes, para aprender, educarse y fusionarse con la cultura de su país de acogida. Un proyecto que globaliza y educa, que fomenta la cultura del ciudadano universal y que ha sido tan exitoso que actualmente cerca de 2156 universidades e institutos de educación superior se han unido al Erasmus, formando la red de academias más poderosa que haya existido jamás en la historia humana.

Ciudadanos globales con conocimiento integral


Entre los diversos niveles de asistencia que brinda el programa Erasmus destaca el Erasmus Mundo, un segmento de becas y ayudas orientado a estudiantes que desean cruzar continentes y viajar a naciones fuera de la Unión Europea o de Europa. Allí destinos como Chile, Estados Unidos o Argentina son alcanzables por los estudiantes que desean aprender sobre culturas sustancialmente diferentes de las tradicionales estructuras europeas.


Y es precisamente en Argentina donde destaca una iniciativa que recoge la idea del Erasmus y abre la puerta a todos los estudiantes del mundo para tener una experiencia cultural y educativa en la hermosa nación austral. Estamos hablando de la organización Mente Argentina, una iniciativa dedicada a ofrecer, coordinar y facilitar programas de intercambio y formación para estudiantes extranjeros dentro del territorio argentino.

Este proyecto abre puertas a un rango impresionante de edades, desde los chicos universitarios, los viajeros más comunes en este tipo de programas, hasta pasar por los jóvenes que están aún en su ciclo de formación media durante la adolescencia desde los 17 hasta los 19 años, pero que desean y tienen la oportunidad de completar sus estudios en una nación diferente.

Para todos estos modernos viajeros del saber Mente Argentina ofrece paquetes coherentes y holísticos que integran desde las inscripciones a los cursos y las instituciones de educación superior, al alojamiento, viajes turísticos, clases de castellano y hasta de cultura popular argentina. Mente Argentina apuesta por una educación integral, una experiencia que les permita a los chicos no solamente formarse a nivel técnico y teórico en destacados centros universitarios y educativos en la capital Buenos Aires, sino que les deje explorar otros rincones del territorio argentino para descubrir las costumbres, la mentalidad y la personalidad de los habitantes de esta hermosa nación.

Es en reconocimiento a la vital labor formadora que realiza Mente Argentina, en especial a su abordaje compresivo y holístico sobre la educación, que BID ha decidido otorgarle el premio BID Quality Award 2016 a esta institución de educación, por tender puentes para el fomento del saber, la unión de culturas y el progreso de la humanidad.

SOBRE BID Y EL PREMIO CENTURY INTERNATIONAL QUALITY ERA:


BID es una organización privada e independiente fundada en 1984, cuya actividad primaria es la comunicación empresarial orientada hacia la calidad, la excelencia y la innovación en la gestión empresarial. Como líder de la difusión de la cultura de la calidad, BID reconoce a esas empresas y organizaciones que dirigen las actividades más importantes en el mundo de los negocios y es considerada la organización fundadora de la difusión de la cultura de la calidad, la excelencia y la innovación en 179 países. Este trofeo simboliza un compromiso con los principios de la calidad. El modelo de gestión QC100 Total Quality Management, junto con el programa Quality Mix, cubren en los medios de comunicación lo ocurrido durante la convención y su impacto en la comunidad y el sector empresarial, creando una plataforma inigualable para la mejora continua dentro de la organización y un reconocimiento de los logros de la empresa a nivel internacional. Los premios se entregan a aquellos que están comprometidos con la mejora de la cultura de la calidad basada en los principios del modelo QC100 Total Quality Management. Los candidatos son propuestos por líderes de empresas que han sido anteriormente galardonadas y que consideran merecedores de este premio. También pueden resultar nominados los candidatos que tengan méritos especiales. El Comité de Selección del Premio Internacional BID a la Calidad elige entre ellos a las empresas ganadoras que reciben el premio en Nueva York, París, Ginebra, Fráncfort, Madrid y Londres.