Décadas de experiencia certifican la eficiencia

Industrias Meier: Excelencia y emprendimiento que ilumina a Venezuela

Instalaciones lumínicas a medida para garantizar la satisfacción del cliente


© 2016 Davega / J. Zam

Dos de las industrias que más dinero y mayor impacto tienen en el mundo son la industria deportiva y la de espectaculos. Son miles de millones los que se generan globalmente alrededor de los recintos deportivos, salas de concierto y estadios de medio mundo, creando el entretenimiento no-ficticio, más consumido de la Tierra. Sin embargo, muchas veces fallamos en percatarnos que, con la globalización, la manera como realizamos eventos -sean estos deportivos o culturales- ha cambiado drásticamente. Sobre todo en el tema de las franjas de horarios.

Un mundial de clubes de fútbol jugado en Japón, implica que muchos de los partidos deberán o ser transmitidos a horarios imposibles, o ser jugados de noche o de madrugada para que en Europa y América puedan ser disfrutados. Esta realidad comercial, obliga cada día más, a los estadios y recintos deportivos y culturales, a poseer instalaciones de calidad que permitan realizar actividades nocturnas. Un tema que en los últimos setenta años ha pasado de ser un plus, cuando en la década de los cuarenta apenas un puñado de estadios y salas de concierto contaban con iluminación adecuada, para convertirse ahora en un standard. Es inconcebible imaginar un Santiago Bernabéu sin luces, un San Ciro en penumbras o un Madison Square Garden con una iluminación deficiente.

Por ello el poder contar con empresas especializadas en el tema de la iluminación dentro de este tipo de recintos de alta demanda, es un punto clave en el mantenimiento de la moderna industria del entretenimiento. Empresas como la venezolana Industrias Meier, dedicada desde los años setenta al sector ultra especializado de la iluminación y mantenimiento de equipos de lámparas de alta intensidad de descarga.

El campo que trabaja Industrias Meier es uno de altísima especialización. La capacidad de poder ofrecer soluciones de calidad, que además sean rentables, requiere una flexibilidad y una iniciativa propia que pocos sectores de la economía están dispuestos a ofrecer.

© 2016 Davega / J. Zam

Adaptando la producción nacional para garantizar el mantenimiento.


Esta empresa familiar ha podido adaptarse a los cambios tecnológicos que se han experimentado en la compleja industria de la iluminación, modificando sus servicios desde los primeros usos de balastos para lámparas de mercurio, hasta los modernos ensamblajes de luminarias y reflectores. Ensamblajes que es necesario hacer el reconocimiento, Meier realiza con partes tanto importadas como producidas localmente, algo que les ofrece una ventaja competitiva considerable dadas las actuales condiciones del mercado venezolano, pues su producción local coloca a esta compañía como un proveedor confiable y certificado de productos y repuestos para las instalaciones eléctricas que Meier ofrece.

Entre sus proyectos más destacados sobresalen los ensamblajes lumínicos para el estadio Alfonso Chico Carrasquel, sede de los Caribes de Oriente, equipo de la Liga Profesional de Béisbol de Venezuela, los estadios Atanasio Girardot y Hernán Ramirez Villegas, que fueron dos de las sedes donde se jugó el Mundial Sub 20 de Fútbol de la FIFA y los estadios José A. Anzoátigue, Municipal de Mérida y Pueblo Nuevo, que además de ser tres de los estadios más importantes de Venezuela y sede de diversos clubes profesionales de fútbol, también fueron escenario de dos ediciones de la Copa América.

Además de este impresionante currículum deportivo, Industrias Meier ha logrado penetrar en el mercado comercial e industrial, ofreciendo soluciones para la instalación lumínica en grandes superficies, bien sean estas galpones industriales, naves empresariales o locales comerciales, creando soluciones a medida de las necesidades del cliente, y proveyendo ensamblajes con equipos nacionales e importados pero siempre garantizando su mantenimiento.

Por su compromiso con la calidad entendiendo las necesidades de cada cliente y realizando proyectos a medida, por su dedicación a ofrecer soluciones sostenibles en el tiempo dentro del mercado venezolano, además de por su certificación de calidad representada en la magnitud y dimensiones monumentales de algunos de sus trabajos más destacados, Business Initiative Directions desea otorgar el BID International Quality Award 2016 a Industrias Meier en reconocimiento de su excelencia y su compromiso incuestionable con la Cultura de la Calidad Total.

SOBRE BID Y EL PREMIO INTERNATIONAL ARCH OF EUROPE:


BID es una organización privada e independiente fundada en 1984, cuya actividad primaria es la comunicación empresarial orientada hacia la calidad, la excelencia y la innovación en la gestión empresarial. Como líder de la difusión de la cultura de la calidad, BID reconoce a esas empresas y organizaciones que dirigen las actividades más importantes en el mundo de los negocios y es considerada la organización fundadora de la difusión de la cultura de la calidad, la excelencia y la innovación en 179 países. Este trofeo simboliza un compromiso con los principios de la calidad. El modelo de gestión QC100 Total Quality Management, junto con el programa Quality Mix, cubren en los medios de comunicación lo ocurrido durante la convención y su impacto en la comunidad y el sector empresarial, creando una plataforma inigualable para la mejora continua dentro de la organización y un reconocimiento de los logros de la empresa a nivel internacional. Los premios se entregan a aquellos que están comprometidos con la mejora de la cultura de la calidad basada en los principios del modelo QC100 Total Quality Management. Los candidatos son propuestos por líderes de empresas que han sido anteriormente galardonadas y que consideran merecedores de este premio. También pueden resultar nominados los candidatos que tengan méritos especiales. El Comité de Selección del Premio Internacional BID a la Calidad elige entre ellos a las empresas ganadoras que reciben el premio en Nueva York, París, Ginebra, Fráncfort, Madrid y Londres.