¿Cómo garantizar la seguridad personal en un mundo con fácil acceso a las armas?

ICSSE los guardianes de Ecuador

La seguridad personal y corporativa abordada desde una perspectiva integral


© 2016 Javi Zam / David Vega

Hoy en día, en muchos lugares de África y América Latina, se puede comprar un rifle AK-47 por tan poco como 50 euros. En Asia se pueden llegar a conseguir hasta por menos dinero. Y en los llamados países del primer mundo, en muchos casos, si bien no resultan tan “económicos” el acceso a armas como rifles militares, lanzagranadas o metralletas, es bastante sencillo para el ciudadano promedio. Basta con firmar un par de hojas de papel que suelen representar una declaración de buenas intenciones y poco más. Por este motivo nuestro mundo actualmente está inundado de armas. Columbine, los secuestros en Chiapas y Tijuana, los asesinatos en las barriadas de Caracas, las guerras abiertas en Somalia entre piratas y narcotraficantes y los atentados terroristas de París, son algunos de los recordatorios que recientes que nos han puesto en perspectiva la importancia de la vida y de la seguridad.

La integridad de nuestra persona y nuestra familia o la capacidad de estar preparados para responder ante una eventual situación violenta, representan dos caras de una de las más grandes preocupaciones de la humanidad, uno de sus miedos más profundos: El poder garantizar nuestra seguridad y la de nuestros seres queridos. Esta angustia primigenia ha generado millones de productos y servicios orientados precisamente a brindar protección. Desde las antiguas armaduras medievales, pasando por los modernos chalecos anti balas, las empresas dedicadas a proteger nuestras vidas se caracterizan por hacer su trabajo en un nicho de mercado donde el margen de error es simplemente inexistente. Un servicio de seguridad no puede fallar en su misión de proteger la vida de sus clientes, lo que está en juego es lo más preciado.

Y en el mundo actual, donde el acceso a las armas y las tecnologías de espionaje se ha masificado y economizado a niveles sin precedentes, el servicio de protección que brindan las empresas de seguridad privada se ha convertido en algo necesario y vital para muchos líderes empresariales y representantes institucionales. Un servicio que empresas líderes del mercado como ICSSE Seguridad Privada de Ecuador han elevado a los más altos estándares de calidad.
© 2016 Javi Zam / David Vega

Un mundo más seguro con una década de experiencia


Garantizar la seguridad de una institución, empresa o individuo no es una tarea sencilla. Hay demasiada tecnología potencialmente letal en manos del individuo promedio. Por ello ICSSE Seguridad Privada de Ecuador ha construido un modelo de control y seguimiento que abarca, de manera comprensiva y holística, este delicado tema.

Seguridad Fiscal, electrónica, monitoreo satelital y transporte aéreo son las cuatro grandes áreas que ICSSE ha desarrollado como ejes pivotales de su paquete de protección integral. Constituidos hace diez años, esta destacada empresa ecuatoriana está establecida bajo un formato de dos compañías: ICSSE dedicada a la protección, vigilancia y consultoría sobre seguridad personal y empresarial, y Log Courier una empresa especializada en el transporte de carga crítica con protección y supervisión satelital.

Durante estos diez años, ICSSE ha representado la primera línea de defensa personal e institucional para reconocidas empresas y organizaciones que hacen vida en Ecuador. Su historia comercial y de satisfacción del cliente llamó la atención al equipo de BID. Y su valioso recurso humano, compuesto principalmente por ex militares y ex policías, y dedicado a entrenar, asesorar y comandar al equipo de seguridad de ICSSE, los confirma como una empresa que está comprometida con la Cultura de la Calidad y la Excelencia.

SOBRE BID Y EL PREMIO CENTURY INTERNATIONAL QUALITY ERA:


BID es una organización privada e independiente fundada en 1984, cuya actividad primaria es la comunicación empresarial orientada hacia la calidad, la excelencia y la innovación en la gestión empresarial. Como líder de la difusión de la cultura de la calidad, BID reconoce a esas empresas y organizaciones que dirigen las actividades más importantes en el mundo de los negocios y es considerada la organización fundadora de la difusión de la cultura de la calidad, la excelencia y la innovación en 179 países. Este trofeo simboliza un compromiso con los principios de la calidad. El modelo de gestión QC100 Total Quality Management, junto con el programa Quality Mix, cubren en los medios de comunicación lo ocurrido durante la convención y su impacto en la comunidad y el sector empresarial, creando una plataforma inigualable para la mejora continua dentro de la organización y un reconocimiento de los logros de la empresa a nivel internacional. Los premios se entregan a aquellos que están comprometidos con la mejora de la cultura de la calidad basada en los principios del modelo QC100 Total Quality Management. Los candidatos son propuestos por líderes de empresas que han sido anteriormente galardonadas y que consideran merecedores de este premio. También pueden resultar nominados los candidatos que tengan méritos especiales. El Comité de Selección del Premio Internacional BID a la Calidad elige entre ellos a las empresas ganadoras que reciben el premio en Nueva York, París, Ginebra, Fráncfort, Madrid y Londres.