El Sr. Julio Torcello es reconocido internacionalmente con el nombramiento de Quality Ambassador de BID

Grupo Torcello: Definiendo el futuro con la innovación como clave de la Calidad

Torcello se enfrenta al desafío de levantar una torre de un kilómetro de altura.


Julio Torcello, Presidente y Dr. Salma Rezk, Vice-Presidente de GRUPO TORCELLO Estación Central Buenos Aires, recibieron el Premio BID International Quality Summit en Nueva York.
Uno de los elementos definitorios de la civilización es la infraestructura. La arquitectura, la ingeniería civil y las diversas técnicas de construcción que existen hoy en día, son sin lugar a dudas, una medida de nuestro progreso cultural, son una forma de arte.

Es por ello que no existe barómetro mejor para medir la llegada del futuro que a través de las grandes ideas y proyectos de vanguardia que desarrollan las más destacadas empresas dedicadas al sector de la construcción. Es allí donde podemos tener un escaparate de los años por venir.

Y destaca dentro de este campo de empresas futurísticas una en particular que ha trazado proyectos titánicos para el futuro cercano, proyectos que incluyen una autopista intercontinental, un edificio de mil metros de altura y una red mundial de cruceros, por solamente nombrar algunos. Estamos hablando por supuesto de la firma de ingeniería, inversiones y proyectos inmobiliarios Grupo Torcello.

Una empres argentina que se ha colocado a la vanguardia del mercado inmobiliario desarrollando y diseñando proyectos futurísticos que responden a una visión muy concreta sobre la Calidad y la Eficiencia.

Es precisamente su particular visión sobre la Calidad lo que hace destacar a Grupo Torcello de entre las demás empresas en el ramo, entendiendo que la Calidad es una medida de la inspiración, de la innovación. Su apuesta es la de ofrecer a sus potenciales clientes e inversores, propuestas, ideas y proyectos que destacan por su originalidad, por la creatividad que les ha dado luz y sobre todo, por la capacidad única de Grupo Torcello y el destacado equipo de profesionales que lo conforma, para llevar a la vida estas maravillosas ideas.

Calidad es creatividad e innovación

Entre los proyectos planteados por esta firma argentina se destaca el emprendimiento "Estación Central Buenos Aires", primer complejo de transporte multimodal de gran escala en América Latina, localizado en los centenarios diques de Puerto Madero, cuya puesta en marcha marcará un hito de modernidad para el desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires, como así también, el Complejo Educacional de Puerto Madero, un proyecto donde Torcello ha demostrado su capacidad de análisis e innovación, integrando medidas de seguridad a un diseño funcional y preciosista, que cuida tanto por la estética de la infraestructura, como por la muy necesaria función de la misma.

Julio Torcello, Presidente de GRUPO TORCELLO Estación Central Buenos Aires es reconocido internacionalmente con el nombramiento de Quality Ambassador de BID. Acompañan al Sr. Torcello, de izquierda a derecha: Dr. Devin Savage, Head of Quality Research, Jose E. Prieto, President and CEO of BID, Dr. Alfonso C. Casal, Scientific Director of BID Group One y Norman Ingle, President of the Quality Mix.
Este proyecto le fue comisionado al equipo de Grupo Torcello bajo la condición de crear un edificio con fuerte imagen contemporánea y modernidad conceptual. Un complejo educativo con un fuerte carácter institucional en el entorno urbanístico de Puerto Madero. Un edificio que comparte bajo un mismo techo dos espacios desvinculados e independientes entre sí, pero conservando un criterio de unidad en la diversidad de un marco educativo institucional.

Sobrios y puros recursos expresivos y constructivos, concretan una imagen desprovista de modismos de diseño. Ennobleciendo el entorno, irradiando la calidad urbanística necesaria para la futura consolidación de un área cuya impronta ha identificado el nacimiento de un nuevo barrio porteño.

El edificio se posiciona exento y cercano a la esquina norte del terreno. Alejado de los ruidos y abriéndose hacia el espacio verde de orientación norte, generando un amplio espacio exterior de acceso, rememorando la antigua “piazza” veneciana, vinculado estrechamente con el gran espacio central interior del edificio.

Esta creatividad para poder ensamblar forma y función, confirma la gran verdad ya una vez expresada por Herodoto, señalando cómo la arquitectura, más que una ciencia o un oficio, es un arte. Un arte que Grupo Torcello ha definido acertadamente al vincular su excelencia a su capacidad de innovar.

Es precisamente sobre esa creatividad e innovación que la firma argentina se asienta para presentar al mundo su mayor y más complejo desafío: la construcción de un edificio que alcanzaría los 1000 metros de altura. Este titánico rascacielos de un kilómetro de altura es la mayor apuesta de la firma argentina a nivel internacional. La gigantesca torre tendría por nombre Torre del Bicentenario y estaría ubicada sobre el Río de la Plata, a pocos kilómetros de la costa de la Ciudad de Buenos Aires, en homenaje al Bicentenario de la Independencia Argentina en 1816, apuntalada por una red eléctrica de molinos de viento marinos que le proporcionarán una fuente de energía renovable y limpia, y contaría con accesos marítimos y helipuertos múltiples para garantizar la llegada y salida de sus habitantes. Este gigantesco proyecto cuenta con un diseño que imita la espiral de doble hélice del ADN y está rematado en una estética preciosista que hace del edificio inconfundiblemente una obra de arte por sí solo.

Por su innovación y determinación a combinar arte y función, el Grupo Torcello ha sido reconocido en múltiples oportunidades a nivel internacional, siendo la más reciente la recepción en Nueva York del prestigioso galardón BID International Quality Summit Award y el nombramiento de su director, el Sr. Julio Torcello, como Quality Ambassador de BID, confirmando que esta firma argentina es un referente internacional sobre eficiencia, excelencia y la Cultura de la Calidad.