Los ceilandeses compran coches en Japón a través de subastas al por mayor

 

Eagle Japan, Ltd. cambia la forma de comprar el coche de sus sueños

Los intentos de reinvención de YPF producen cambios en Argentina  

La calidad de los coches japoneses está muy bien valorada en el mercado y cada año aumenta su demanda, convirtiendo a las marcas japonesas en las líderes de los segmentos en los que compiten.

El nuevo modelo de Honda tiene un motor turbo de 2.0 litros con 306 caballos de potencia y un cambio manual de seis velocidades. Esta combinación hace que el coche alcance una velocidad tope aproximada de 268 km/h y que tenga una aceleración de 0 a 60 km/h en 5,7 segundos. Este nuevo modelo se está fabricando en el Reino Unido.

 

El modelo Impreza con tracción a las cuatro ruedas ha sido rediseñado y los controles de gestión de energía han sido reprogramados para mejorar el ahorro de combustible y darle una mayor asistencia a gran velocidad. Este modelo solamente está disponible en Japón y Subaru no ha anunciado si lo pondrá a la venta en otro país.

 

Los coches japoneses tienen una alta demanda en el mundo porque sus fabricantes tienen la mejor reputación en cuanto a calidad se refiere. Los pioneros de la calidad japonesa, Kaoru Ishikawa, creador del diagrama de espina de pescado y Shigeo Shingo, con sus técnicas para prevenir defectos y su enfoque Cero Control de Calidad, son bien conocidos. Gracias a innovadores como ellos, la calidad en Japón mejora cada año haciendo que los productos japoneses sean unos de los más deseados en el mundo.

 

Hay una empresa en Sri Lanka que ofrece la posibilidad de comprar vehículos japoneses nuevos o usados a los consumidores locales, a precios al por mayor. La empresa se llama Eagle Japan y ofrece un servicio único en la industria.

 

Es cierto que hay una gran cantidad de importadores de coches japoneses en Sri Lanka, pero lo que diferencia a Eagle Japan de sus competidores es que permite a los clientes de Sri Lanka comprar directamente en una subasta en Japón en tiempo real, reduciendo los costes y permitiendo al cliente comprar el coche que quiere en vez de esperar a que el concesionario lo tenga disponible. Eagle Japan es capaz de ofrecer este servicio gracias al conjunto de sus capacidades, experiencia y relaciones.  

 

Eagle Japan fue fundado por el Sr. Pubuditha Gunawardena, un miembro de la asociación japonesa de vendedores de vehículos de Sri Lanka que tiene acceso a más de 100 casas de subastas del país. Ha vivido durante más de diez años en Japón y habla y escribe japonés con fluidez. No hay nadie que conozca mejor el mercado de los vehículos japoneses en Sri Lanka y nadie ofrece estos servicios únicos a sus clientes a excepción de Eagle Japan.

 

Las subastas de vehículos japoneses

 

Las subastas de coches en Japón son dirigidas por un grupo cerrado de mayoristas. El acceso se limita estrictamente a las empresas de venta de vehículos al por mayor registradas en Japón. Una vez que se termina la compra del coche, el comprador puede exportarlo incluso hasta Sri Lanka. Todos los vehículos son inspeccionados antes de la subasta por inspectores independientes que tienen el deber de proteger tanto al comprador, como al vendedor. Antes de vender cada coche, se rellena un informe que está disponible en línea para todo el mundo. De esta forma el procedimiento es totalmente transparente y honesto.  

 

Eagle Japan proporciona a sus clientes un acceso completo y sin restricciones a la base de datos de la subasta en Japón en tiempo real para que puedan ver los vehículos que se están subastando, con el informe del inspector y el precio final. Esta importante información está disponible para los clientes de Eagle Japan.

 

Además de ver las subastas en tiempo real con las fotos de los coches subastados, también pueden consultar la base de datos de los tres meses anteriores, permitiendo al usuario ver las tendencias e identificar las gangas. Eagle Japan trabaja con los clientes para determinar el presupuesto adecuado para cada tipo de coche deseado, basándose en una información precisa, completa y transparente obtenida de las últimas ventas.

 

Una vez hecho esto, es hora de evaluar los coches a medida que van llegando a la subasta y la gente puja por ellos. Hay una gran selección ya que se subastan 50.000 coches en el país por semana. Eagle Japan es el comprador real del coche, ya que solamente los compradores con licencia pueden comprar en esta subasta al por mayor. Eagle Japan también se encarga del papeleo relacionado con los impuestos, las tasas, el trabajo de aduanas y el transporte marítimo. El coche llega en seis semanas a la franquicia y de ahí el cliente lo puede conducir hasta su casa.

 

Eagle Japan también se ocupa de proporcionar al cliente una línea de crédito o le ayuda a conseguir una. En Eagle Japan encontrará a un socio fiable que le ayudará durante todo el proceso de compra.  

 

¿Todavía no está convencido? La página web de Eagle Japan’s contiene información detallada sobre todo el proceso y contiene información que puede consultar en sus ratos libres hasta que entienda que la mejor forma de comprar un coche japonés en Sri Lanka, es a través de Eagle Japan.

 

ypf

YPF, uno de los principales productores de petróleo del mundo, está buscando socios para sustituir a Repsol. Las dos compañías se situaron entre los más respetadas grandes empresas de producción de energía en el mundo.

La experiencia de comprar un vehículo japonés en Sri Lanka ha cambiado completamente. Los innovadores abrazan el cambio y por eso una empresa que ha experimentado un auge inusitado es Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), la compañía de petróleo más grande de Argentina. Recientemente ha sido nacionalizada por el gobierno Argentino tras pasar muchos años siendo una empresa privada y ahora está avanzando hacia adelante situándose en este momento entre las 20 empresas del sector del petróleo y el gas con ventas que llegan hasta los 100.000 millones de dólares y más de 40 con ventas entre los 25.000 y los 100.000 dólares.

 

La industria se puede dividir en tres sectores principales: upstream (exploración, perforación y extracción) midstream (transporte, almacenamiento y venta al por mayor) y downstream (refinación, purificación y venta al por menor). En ocasiones estas categorías se superponen, y es común que las empresas se involucren en dos o los tres sectores a la vez.

 

También es común que las actividades de midstream se lleven a cabo por terceras empresas, como las empresas de camiones, operadores de embarcaciones, ferrocarriles, operadores de terminales, empresas de gasoductos o empresas de logística. Las compañías de petróleo y gas también están fuertemente impulsadas ​​por la tecnología, haciendo continuos esfuerzos para crear combustibles y lubricantes más limpios y eficientes. La industria se enfrenta a la dura competencia de las fuentes de energía alternativas, y muchas grandes compañías de petróleo y gas han comenzado a ampliar sus actividades en este sentido.

 

Uno de los retos a los que la industria se enfrenta constantemente son las fluctuaciones de los precios. Desde 2014 se ha producido una fuerte caída en los precios del petróleo y de gas en todo el mundo que ha repercutido negativamente en el sector, junto con la destrucción de empleo y de experiencia en las fuentes de producción a lo que hay que sumar los gastos de capital y el aumento de la presión sobre los proveedores para aumentar los servicios y compartir los riesgos.

 

Ahora es un momento particularmente importante para las empresas del sector del petróleo y el gas para centrarse en la calidad y la eficiencia con el fin de diferenciarse de la competencia. Los jugadores más grandes disfrutan de una presencia internacional, la integración vertical y las economías de escala que proporcionan retos para sus competidores más pequeños que deben usar su agilidad y conocimiento de los mercados locales con el fin de sobrevivir y prosperar.


Industria del Petróleo y Gas en Argentina

 

Argentina depende del petróleo y el gas en más del 85% de sus necesidades básicas de energía, mientras que el resto de los promedios mundiales se sitúan en torno al 60%. La producción argentina ha caído por debajo de la demanda en los últimos años y el país se ha convertido en un importador neto de energía, después de haber sido un exportador neto desde 1984 hasta 2011. Una buena parte de ese descenso fue atribuido a Repsol, la compañía energética española que controlaba la mayoría de YPF. El gobierno argentino se quejó de que Repsol no estaba invirtiendo lo suficiente en la exploración interna y las reservas de crudo y gas natural cayeron en más de un 60%. La mitad de la decadencia de la nación en la producción de petróleo y casi la totalidad de su caída en la producción de gas se atribuyó a la gestión de Repsol de YPF. Entonces, se descubrió el yacimiento en Vaca Muerta, pero Repsol se negó a explotarlo, citando lo que consideraba unas políticas gubernamentales punitivas. Como resultado, Argentina expropió parcialmente YPF, en 2014.


Grandes jugadores

 

La recientemente nacionalizada Yacimientos Petrolíferos Fiscales es, con mucho, la mayor empresa de petróleo y gas en Argentina, y ha firmado acuerdos con varias empresas extranjeras. YPF se integra y participa en todos los sectores importantes de la industria petrolera y de gas argentino verticalmente. En términos de ingresos, el segundo más grande del sector es Petrobras Argentina, filial de la empresa brasileña Petrobras, una empresa galardonada con el Premio BID “Estrella Internacional a la Calidad” por su uso eficaz del modelo de Calidad Total QC100. Petrobras Argentina opera en el país desde 1993 explotando estaciones de servicio, explorando yacimientos de petróleo y gas, produciendo electricidad y asentándose en el sector de la petroquímica, pero sus ingresos son aproximadamente el 15% de los de YPF.

 

Otros grandes jugadores de la industria del petróleo y el gas argentino, aunque considerablemente más pequeños que los dos primeros, son Bridas Corporation (50% propiedad de China National Offshore Oil Corporation) Americas Petrogas, una empresa canadiense con una importante inversión en el desarrollo de combustible, ENARSA, involucrados en la exploración de petróleo, y dos compañías que se centran en la distribución de gas, Litoral Gas y Transportadora de Gas del Sur.

 

Desde su nacionalización, YPF ha comenzado a explotar el yacimiento de Vaca Muerta y ha visto aumentar su perforación y la actividad de exploración de forma espectacular. YPF también compró una participación mayoritaria en Metrogas, la mayor distribuidora de gas en Argentina. Las acciones resultantes han visto incrementar su precio, desde su mínimo histórico en 2012 y la producción se ha incrementado, y el campo petrolífero de Vaca Muerta que, ahora, está produciendo más de 40.000 barriles por día. Estos grandes cambios experimentados en YPF y Argentina parecen abrir una nueva vía para que el país se convierta de nuevo en uno de los mayores exportadores de energía del mundo.