BID otorga el Premio International Star Award for Quality al nuevo Aeropuerto de Asjabad

Turkmenistán inaugura el aeropuerto más avanzado del Medio Oriente

El más avanzado control biométrico está en manos de un aeropuerto turkmeno

La cabeza del pájaro es la entrada del nuevo Aeropuerto de Asjabad.
El presidente de Turkmenistán, Gurbanguly Berdimuhamedow, inauguró el pasado 17 de septiembre el nuevo Aeropuerto Internacional de Asjabad, una obra faraónica con la capacidad de atender 1.600 pasajeros por hora. El aeropuerto tiene un área total de 350.000 m2, incluyendo un terminal VIP, un terminal de carga con capacidad para 200.000 toneladas por año, una nueva torre de control (ATCT), tres nuevos hangares de mantenimiento, nuevas estaciones de recarga de combustible para jet, catering, estación de bomberos, simuladores de vuelo, un conjunto de edificios para el mantenimiento y reparación de los aviones y la infraestructura, un estacionamiento para 3.000 vehículos, una escuela de aviación civil y un centro médico. Todo esto acompañado por la construcción una nueva pista de aterrizaje de 3.800 metros de largo, exclusiva para los nuevos modelos de aviones de doble cabina, como el Airbus 380 y el Boeing 747-8.

Sin embargo, quizás una de las características más llamativas de este nuevo aeropuerto sea su sistema de controles biométricos, implementados en las aduanas y en las zonas de facturación para el equipaje. Los pasajeros con pasaportes biométricos, reconocidos por el gobierno turkmeno, podrán acceder a sus vuelos a través de un sistema completamente robotizado, sin tener que interactuar con ni siquiera un solo funcionario humano de aduanas.

Dentro del aeropuerto, en los pasillos, hologramas y proyecciones con tecnología láser muestran los horarios de los vuelos así como información de utilidad para todos los pasajeros. 

Una proyección holográfica en los pasillos que van a las puertas de abordaje.

El proyecto, criticado por varios países occidentales por considerarlo una “extravaganza” - principalmente por su elevado costo de 2.3 billones de dolares en una nación que no ofrece visas de viajero - ha recibido también los elogios internacionales por representar un salto cuántico en la calidad de la aviación civil para el pueblo de Turkmenistán.

Construido con la forma de un halcón Lacyn, una ave nacional de Turkmenistán, el nuevo Aeropuerto Internacional de Asjabad es una obra maestra de la arquitectura. Y como tal ha recibido varios galardones internacionales de gran prestigio, entre ellos un premio Guiness de los Récords -por tener el mayor entramado de oro del mundo- y el Business Initiative Directions International Star Award for Quality, en reconocimiento a su diseño magistral y a su increíble funcionalidad.

Business Initiative Directions es una consultora internacional sobre la Calidad, que posee más de 30 años dedicada a reconocer, educar y promover la Cultura de la Calidad y la búsqueda incansable de la excelencia, y en su haber ha reconocido a proyectos emblemáticos como el Burj Khalifa, que también obtuvo el BID Quality Award, y el cual es actualmente el edificio más alto del mundo.

Un oficial de Aduanas turkmeno saluda a los invitados a la inauguración.